El PVC es ecofriendly, es el material que más se recicla

Hola , identifícate

CATEGORÍAS

0 carrito

Tu carrito personal

Imagen del producto

Precio:

Subtotal 0€

IVA(21%) 0€

Total: 0€

Finalizar compra
Aún no hay productos en el carrito.
Seguir comprando
Imagen del post

El PVC es ecofriendly, es el material que más se recicla

31/05/2021 Gines

Conociendo las excelentes cualidades que posee el PVC como material aislante térmico y sonoro para viviendas, que es muy duradero, altamente resistente a las inclemencias climáticas como al frío y al aire, cabría añadirle un factor de gran importancia para esta era de la ecología en la que lentamente vamos introduciéndonos.
Este material termoplástico que se obtiene del cloruro de vinilo permite una gran capacidad para el reciclaje.
La misma Asociación Ibérica de Fabricantes de Impermeabilización AIFIm ha destacado el esfuerzo llevado a cabo por el sector para incrementar de forma notable y constante el porcentaje de materia prima reciclada en sus productos. De todo el material que consiguen recuperar y reutilizar, es del PVC del que más cantidad se consigue reciclar.
Según los datos aportados en el informe de Vinyplus (programa de reciclaje), de los 5,5 millones de toneladas de PVC empleados en Europa durante un año, dos tercios son reutilizados en el sector de la construcción (láminas para la impermeabilización de cubiertas, sobre todo).
Es el reciclaje del PVC el protagonista absoluto del programa de desarrollo sostenible de la industria europea del PVC, el cual ha superado la cantidad de las 600.000toneladas métricas.

Características ecológicas del PVC

De todos los tipos de plástico, el PVC es el más independiente del petróleo y con diferencia. Requiere, además, un gasto energético menor y genera bastante menos emisiones de gases contaminantes (CO2) a la atmósfera en su creación que el resto de alternativas plásticas. Pero, sobre todo, como ya se ha venido indicando en este artículo, los componentes del PVC son reciclables al 100% desde los tres puntos de vista ya mencionados (físico, químico y energético).
Este material ligero y químicamente inerte e inocuo tiene una composición de un 43% petróleo y un 57% de sal, es decir, utiliza un recurso natural prácticamente inagotable.
Si a este factor se une que no representa ninguna fuente de energía, se puede asegurar que el PVC contribuye a un mejor uso de los recursos naturales frente al resto de polímeros plásticos.

El reciclado del PVC, ejemplo de economía circular

Aquellos que sienten que le deben algo a la naturaleza, que tienen el compromiso de hacer algo por los ecosistemas y entornos naturales, los que quieren detener o contribuir de algún modo a frenar este caos contaminante en el que se ha convertido esta civilización humana, están de suerte. Uno de los materiales plásticos más utilizados, el PVC, es 100% reciclable, tanto desde el punto de vista físico como químico o incluso energético.
La economía circular no es otra cosa que un modelo de producción y consumo que lleva implícitas las acciones de compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar los materiales y productos de los que está compuesto un objeto, tantas veces como sea posible, para crear un valor añadido. Es decir, se trata de volver permanente el ciclo vital de los productos.
En estos momentos, en relación a los plásticos, que son posiblemente el producto más dañino para la naturaleza, es el PVC el que se sale de la norma. Su producción ha logrado reducir los residuos al mínimo, los materiales que lo componen se mantienen dentro de la economía por un periodo indeterminado de tiempo, es decir, pueden ser productivamente usados una y otra vez, creando un valor adicional muy necesario en estos tiempos.

Cómo se recicla el PVC

La economía circular debe aplicarse a todos los procesos productivos, así como a los productos que la sociedad demanda. Es uno de los métodos que resulta más eficaces en la lucha contra el calentamiento global. El reciclado, la reutilización de los materiales se hace necesario, sustituir el concepto usar y tirar es urgente para frenar esta decadencia ecológica que el hombre como especie lleva produciendo al planeta desde la creación de las civilizaciones, pero con mayor intensidad desde las sucesivas revoluciones industriales.
Los componentes del PVC pasan por un circuito de aprovechamiento que comienza con la separación mecánica de los diferentes materiales que lo componen. Posteriormente, se procede a la molienda de todo ese material, lavado y eliminación de sus impurezas. El siguiente paso es introducirlo de nuevo en el proceso productivo, en el que irá adoptando la forma del grano o del polvo. Con esta nueva materia prima ya podrá ser introducido en las máquinas de moldeado para crear objetos completamente nuevos.

Tipos de reciclado del PVC

Una de las características más destacables del PVC es su facilidad para el reciclado y la gran variedad de aplicaciones que ofrece tras pasar por este proceso. Curiosamente, si se analiza un poco la historia del PVC, se podrá comprobar que su reciclaje es tan antiguo como su propia fabricación. Esto significa que este proceso es viable tecnológica y económicamente.
Las propiedades de transformación y de termoplasticidad facilita que el PVC puede ser reciclado de las siguientes formas:

Reciclaje mecánico

Esta técnica es la más utilizada y se lleva a cabo según sea la procedencia del PVC. Si procede de los procesos industriales, también conocidos como scap, que es el que se obtiene desde las materias primas del material, o si el origen es a partir de RSU ( Resíduos Sólidos Urbanos). La diferencia no se encuentra en la selección, molienda de los residuos, ni siquiera en su reactivación si esto fuera necesario para ser transformados en nuevos productos.
La verdadera diferencia se localiza en las etapas necesarias hasta obtener el producto reciclado, como la necesidad de la limpieza de estos restos provenientes del posconsumo antes de su definitiva transformación.
El PVC que se recupera mediante el reciclaje mecánico se emplea en la fabricación de objetos como tubos, perfiles, laminados, mangueras, cuerpos huecos, artículos de inyección, escobas, revestimiento de paredes, cepillos, suelas para el calzado, artículos para la industria automotriz y un largo etc.

Reciclaje químico

Este otro tipo de residuos se someten a productos químicos con temperaturas y presiones que tienen como objetivo la descomposición en productos más elementales, como gases y aceites. Es un proceso complicado y muy especializado que solo se aplica en países desarrollados, como Japón y Alemania.

Reciclaje energético

Esta técnica se basa en la quema controlada de los residuos. Esta incineración se lleva a cabo en condiciones técnicamente muy avanzadas. El objetivo es poder recuperar la energía contenida en el material incinerado. Es una tecnología que actualmente ya se realiza en toda Europa, EE.UU. y Asia, avanzando muy lentamente en América del Sur.
Si necesitas material para el aislamiento térmico o acústico, en El Rey del aislamiento, puedes comprar todos los materiales que necesitas para realizar este tipo de instalaciones.

Reciclaje por disolventes

Por último, cabe mencionar la tecnología de disolución química del PVC con el uso de solventes (Vinyloop). Es un proceso poco extendido, ya que requiere una elevada inversión y un exhaustivo control de la unidad productiva.

El Rey del Aislamiento

Expertos en soluciones técnicas para el Aislamiento Acústico y Térmico.

  • Yeso Laminado
  • Aislamiento Térmico
  • Aislamiento Acústico
  • Techos
  • Panel Sandwich
  • Impermeabilización
  • Adhesivos
  • Protección contra el fuego
  • Policarbonatos
  • Accesorios y Herramientas
  • Marcas

Contacto

Te atendemos en nuestras oficinasde Lorca y Murcia.

Aislamientos Lorca:

968 470 300 administracion@aislamientoslorca.com

Ctra. de Granada, Buzón 32. CP 30817, Lorca - Murcia

Aislamientos Murcia:

968 713 008 almacen@aislamientoslorca.com

Poligono La Polvorista, N-301, KM 386, 30500, Murcia